Tecnologías emergentes para el reciclaje
15 May 2020

Tecnologías emergentes para el reciclaje

Desde la entrada de la Era de la Información, se ha visto un aceleramiento considerable en el desarrollo de nuevas implementaciones para las distintas soluciones inteligentes y que se fundamentan en el uso de la tecnología, en diversos ámbitos, incluido el reciclaje. Por supuesto que eso tiene que ver con la evolución de las problemáticas inherentes de las sociedades, entre las que destaca, la generación de residuos. El crecimiento poblacional, la ocupación de nuevos espacios para el levantamiento de centros urbanos, supone una demanda de aseo municipal mayor.

Es por eso que, de cara a un futuro inmediato, vale la pena familiarizarse con lo que hasta ahora se ha propuesto como lo que podría ser el estándar del mañana; proyectos que dirigen la realidad del reciclaje hacia una suerte de pragmatismo que aprovecha muchísimo, iniciativas que, en un pasado, se pensaba, serían improbables o inverosímiles.

Un amplio abanico de posibilidades

Desde el uso de la robótica, hasta el análisis de cuerpos de datos de gran magnitud, la promesa de un futuro en que el reciclaje y la tecnología están íntimamente relacionados, no se ve tan lejana.

Uno de los planteamientos más importantes para el curso de innovación del reciclaje es el de la recolección selectiva de residuos; fin al que se quiere llegar a partir de una mezcla estratégica entre la implementación de tecnología para bases de datos y análisis universal, maquinaría autómata, y el machine learning, que es un tipo de programación para inteligencias artificiales relativamente nuevo.

Robots instructores y recicladores

Para una mayor eficacia en la práctica de separar los residuos, distintos robots con capacidades sociales se han desplegado en diferentes lugares del mundo, que tienen por propósito guiar al ser humano hacia los contenedores adecuados para cada tipo de desecho. Es una solución de inteligencia artificial aplicada en lugares como España, a través de su ChatBot, que está siendo desarrollado por la institución científica LabCiudadano, con financiamiento de parte de la empresa de telecomunicaciones Telefónica. ChatBot se apoyará de una app para smartphones, que le permitirá interactuar mejor con las personas.

También de España, la empresa Sadako Technologies, galardonada por varios entes europeos por sus esfuerzos en el desarrollo de inteligencia artificial para el reciclaje, se encuentra en medio de un ambicioso proyecto que tiene la base de su concepto en la aclamada película de animación sobre un pequeño robot recolector de basura; lo han llamado Wall-B y su misión será la de clasificar y recoger restos PET para llevarlos a sus respectivas plantas de tratamiento. Su propósito final será el reducir los costos de la recogida y aumentar el índice de residuos reciclados en ese país.

Big Data implementada al reciclaje

El término titular guarda una relación especial con cosas como la publicidad en Internet y las redes sociales, pues es en estos dos ámbitos en que se ha llegado a desplegar por más tiempo, de modo que se ha vuelto común. Tiene que ver, en específico, con la recolección masiva de datos, el cotejo y el análisis de los paradigmas que competen a una cierta cosa o actividad. En el caso del reciclaje, el uso de la Big Data podría representar el reconocimiento proactivo de mecánicas efectivas para el reciclaje más óptimo.

Para lograr recolectar datos y construir una gran masa de información, se necesitaría tecnología que la soporte, como lo son los contenedores inteligentes y el estudio constante de los factores que participan en la actividad, como lo hace Ecovidrio, una empresa de España que se enfoca en la optimización de la recolección del vidrio, tomando en cuenta la información que emana de contenedores que ellos mismos producen, y que vienen equipados con sensores infrarrojos que ayudan a distinguir los materiales que son depositados en estos.

Con el tiempo, continuarán apareciendo nuevas iniciativas de este tipo, que fomentan una cultura de vanguardismo dentro de los espacios del reciclaje, a nivel mundial. De la mano con la tecnología, no habrá ninguna idea que no se pueda perseguir. Lograr proyectarla será cuestión de buena planificación y el buen entendimiento del contexto social, cultural y de país que tengamos.