El uso del plástico en la industria médica es un instrumento de oro
11 Dic 2020

El uso del plástico en la industria médica es un instrumento de oro

La asistencia sanitaria moderna no sería posible sin el uso de materiales plásticos. Lo encontramos desde una máquina de resonancia magnética, hasta el tubo más pequeño. Han hecho que la atención médica sea más simple y menos dolorosa. Las jeringas desechables, depósito para sangre intravenosa o válvulas cardíacas, son hechas de plástico.

Las resinas plásticas han reducido el peso de los productos. Son componentes claves en los dispositivos protésicos modernos que ofrecen flexibilidad, comodidad y movilidad. Asimismo, permiten que la cadera y rodillas artificiales proporcionen un trabajo suave y articulaciones sin problemas.

Los envases de plástico, con sus excepcionales propiedades de barrera, peso ligero, bajo costo, durabilidad y transparencia, son ideales para aplicaciones médicas. 

Hace unos años el metal, vidrio y cerámica se usaban en implantes o soporte médico aunque, los polímeros se adaptan mejor a estas aplicaciones ya que ofrecen mejores pesos y biocompatibilidad.

Las fibras y resinas utilizadas incluyen cloruro de polivinilo (PVC), polipropileno (PP), polietileno (PE), poliestireno (PS), así como nailon, tereftalato de polietileno (PET), poliimida (PA), policarbonato (PC), acrilonitrilo. butadieno (ABS), polieteretercetona (PEEK) y poliuretano (PU). El material plástico más utilizado en aplicaciones médicas es el PVC, siendo versátil y usado en la rama durante más de 50 años seguido del PE, PP, PS y PET. 

El plástico y la medicina son compatibles principalmente en los siguientes equipos:

Tubos delgados llamados catéteres para desbloquear los vasos sanguíneos. El depósito que obstruye los vasos se puede romper con un pequeño implante en forma de espiral llamado soporte de vasos. Este está hecho de un plástico desarrollado específicamente para el campo médico y cargado de sustancias activas.

Las cápsulas están hechas de polímeros a base de ácido tartárico que se descomponen gradualmente, liberando lentamente el medicamento requerido durante el tiempo adecuado. 

Un punto importante son las personas con problemas de audición graves que ahora pueden colocarse implantes de plástico que les permiten volver a escuchar el sonido. Este equipo consta de varios componentes, incluido un micrófono y un dispositivo de transmisión que está conectado a una microcomputadora que se lleva en el cuerpo.

Existe una amplia gama de productos médicos desechables de plástico, que incluyen: orinales, tubos intravenosos, accesorios y jarras de plástico, parches para los ojos, guantes quirúrgicos y de examen, férulas inflables, máscaras de inhalación, tubos para diálisis, batas desechables, toallitas y goteros, productos para la incontinencia urinaria y ostomía. El uso de materiales plásticos en los hospitales es casi infinito y sobretodo, esencial para las implementaciones médicas.