Ecuador apunta a la economía circular
27 Mar 2020

Ecuador desarrolla la economía circular

El mundo ha estado dominado por un modelo lineal de producción y consumo en la fabricación de productos a partir de materias primas que se transforman, se venden, se utilizan y se desechan. Ahora bien, al contrario de esto, la economía circular propone dar valor mediante la gestión de recursos, bienes y servicios, tomando medidas de reducción, reutilización y reciclaje de los elementos involucrados en los procesos productivos de las empresas.

La economía circular está siendo adaptada como política nacional en países desarrollados y en vías de desarrollo como nuevo modelo económico sostenible, logrando captar la atención de la comunidad científica internacional pues representa una mejora sustancial para empresas y consumidores. En Ecuador, este concepto ha sido considerado recientemente.

La Economía Circular es una alternativa real ante los actuales desafíos del crecimiento económico y productivo porque promueve un flujo cíclico para la extracción, transformación, distribución, uso y recuperación de los materiales y la energía de productos y servicios disponibles en el mercado. Todos los elementos cumplen una función de manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en diferentes etapas.

Ecuador enfrenta el desafío de la economía circular

Con el objetivo de disminuir el calentamiento global, fomentar la producción sostenible y la reconversión ambiental y tecnológica de la industria, Ecuador ha firmado compromisos internacionales que se relacionan directamente con la sostenibilidad.

Además, preocupados por garantizar modalidades de consumo y producción sostenible, miembros del Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN), trabajan activamente en la creación del documento normativo técnico ecuatoriano “Principios de la Economía Circular”.

De esta manera, en el país se está generando una serie de iniciativas y proyectos para construir una estrategia enfocada al desarrollo sostenible, a través de la realización seminarios y encuentros con importantes instituciones gubernamentales y autoridades locales.

La economía circular depende de una serie de diversos factores que prevén un diseño y una propuesta para la implementación de políticas que faciliten la aplicación de sus componentes en: educación, consumo, conservación de recursos naturales, gestión de recursos, así como en la incorporación de un enfoque de innovación en los procesos de producción, optimizando los recursos naturales como agua, materias primas y combustibles fósiles.

¿Por qué una nueva economía circular en Ecuador?

Se podría decir entonces que, la economía circular además de proyectarse como un provechoso sistema de gestión de recursos donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos, también sería una fuente importante de empleo, ya que, en la actualidad, este sector genera miles de puestos de trabajo en el mundo.

La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos naturales se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible y que, a su vez, se reduzca al mínimo, la generación de residuos.  En Ecuador, como en cualquier país que apunte a un modelo económico circular, principalmente será necesario crear conciencia sobre el impacto de las acciones de todos en el planeta, optimizando el uso de los recursos.