Economía circular y sus tres pasos fundamentales
02 Oct 2020

Economía circular y sus tres pasos fundamentales

La industria del plástico es uno de los ejes fundamentales para que la economía circular funcione. El plástico es uno de los materiales más importantes y más usados en la actualidad por lo que es clave que se lo maneje de manera correcta y se pueda alargar su vida útil.

La economía circular busca crear un nuevo estilo de vida, en el cual seamos más conscientes sobre la manera en que compramos y usamos los productos. Es decir, como hemos comentado en blog anteriores, la economía circular busca utilizar los materiales de la mejor manera posible para explotar su valor y ser amigables con el medio ambiente.

En la economía lineal se extrae produce, consume y desecha, por otro lado, el modelo circular busca brindar un mejor trato al planeta. La característica de los plásticos, les permiten trabajar hacia un futuro más sostenible y eficiente en recursos. Por ejemplo, el uso de algunos plásticos más ligeros, versátiles y duraderos como los termoformados o los envases plásticos pueden ahorrar recursos como energía, agua envasado etc. Para mejorar la circularidad del plástico, es de suma importancia asegurar la recuperación de cada vez más plásticos y reciclarlos, siendo así mucho más amigable con el medio ambiente.

Te dejamos unos tips para que puedas sumarte a la Economía Circular en tres sencillos pasos.

  1. REUSA

El objetivo es darle el mayor uso de vida posible a todo lo que hayas comprado. De esta manera, evitas la sobreproducción de dicho producto.

En Plastiflan contamos con varios productos plásticos que puedes usarlos una y otra vez. Un gran ejemplo es cambiar las botellas desechables por tomatodos, utilizar envases plásticos para transportar o guardar tu comida en lugar de fundas, entre otros.

  • REPARA

Si alguno de los productos que has comprado ha sufrido algún daño o desgaste, repáralo. Lo mejor que podemos hacer para cuidar el planeta es repararlo a fin de continuar con su ciclo de vida. Así podremos utilizarlo un poco más de tiempo en lugar de adquirir un producto nuevo.

  • RECICLA

Si tu producto ya no se puede reparar, otra opción es convertirlo en algo nuevo y creativo. Algo que puedas utilizar con otra funcionalidad, por ejemplo, puedes reciclar envases plásticos, botellas, tapas plásticas, entre otros.

Muchas empresas también optan por la opción de crear nuevos productos reciclando materiales.

La Economía Circular ofrece respuestas al reto de la sostenibilidad medioambiental. Además, es una gran oportunidad de negocios para las empresas. Crear procesos para alargar la vida de los materiales plásticos y mejorar sus diseños puede generar nuevos puestos de trabajo, reducir las emisiones de gases y reducir la dependencia de los combustibles fósiles.