Diseño y uso del plástico en los envases cosméticos
11 Sep 2020

Diseño y uso del plástico en los envases cosméticos

Cada día, los materiales plásticos toman mayor protagonismo en la elaboración de envases para uso cosmético y productos de higiene. Actualmente, algunos de los factores que influyen en la decisión de compra de los clientes de estos productos son: la forma, color, tipo de etiqueta, entre otros. Entre estos factores, uno de los más importantes y la base de otros factores, es el diseño y forma del envase.

Sin lugar a duda, el diseño del envase es el factor principal que llama la atención del cliente e invita a comprar un determinado producto. Sin embargo, de nada sirve contar con un diseño increíble si el envase no es funcional. Por eso, es clave que al momento de diseñar un modelo de envase se tome en cuenta su funcionalidad. Un diseño atractivo y funcional puede ser muy llamativo para los clientes al mismo tiempo que cumple con exigencias de capacidad, resistencia a caídas, cambios de temperatura, hermeticidad, etc.

Existen diversos tipos de contenedores de plástico para cosméticos como:

Envase de plástico: Estos son muy usados por su facilidad para adaptarse a varias texturas y composiciones químicas de los productos. De esta forma se garantiza la estabilidad del producto en percha y durante el tiempo de uso en manos del cliente.

Envase con tecnología Airless: Este sistema impulsa el producto manteniendo un vacío continuo. De esta manera se asegura que el cliente siempre pueda dispensar el producto de manera sencilla.

Goteros: Son envases para cosméticos que requieren de un alto control en la dosificación. Permiten que el líquido que se encuentra adentro salga por gotas. Esto lo podemos encontrar especialmente en productos de cuidado para la piel como serums, aceites, lociones entre otros.

Dosificadores manuales: Este envase plástico es el más usado para envasar los productos de higiene corporal como jabones de mano, geles, lociones corporales, etc. Se lo utiliza sobre todo en los atomizadores, dispensadores, sprays y válvulas.

Envase de plástico roll-on: Son un tipo de envase plástico para cosmética que reparte el producto con una esfera para que salga de una manera más uniforme y en poca cantidad. Los productos más comunes para este tipo de envase, son los desodorantes.

Empaques externos: Presentan el producto al cliente final y se realiza en plástico transparente troquelado (Pet o Pvc) o cartón impreso. Son las cajas, o más conocido como packaging, en las que se coloca el producto.

Materiales más utilizados para envases cosméticos

Entre la variedad de materiales plásticos empleados para los envases cosméticos, se encuentran el PP, PET y el HDPE.

Sin duda, estos materiales están recomendados para estar en constante contacto con este tipo de productos. Algunas de las ventajas que estos materiales pueden ofrecer son las siguientes:

Impermeabilidad: Estos envases para productos cosméticos tienen un acabado y apariencia similar a la del vidrio, pero con menos peso y con resistencia a golpes. No permiten factores externos entren al producto ni tampoco que el producto se fugue por el envase. Esto, además, ayuda a economizar el transporte.

Inocuidad: Son resistentes al desgaste y resistentes a temperaturas elevadas.

Ductilidad: La cualidad del plástico para adaptarse y conseguir diferentes formatos y acabados, hace de este material una gran opción para envases cosméticos.

Estanqueidad: El envase de plástico para los cosméticos evitan el contacto con agentes externos con el producto. Son unos envases con excelentes propiedades higiénicas.

El uso de envases de plástico para el sector cosmético es ampliamente usado, ya que es un material muy versátil, económico, seguro y de fácil uso. Asimismo, el envase plástico debe proporcionar seguridad y protección tanto para el producto que contiene como al consumidor al momento del uso.

-Para el producto: Los envases plásticos son una barrera que evita que el producto tenga contacto con agentes externos.Por ejemplo, gases, luz ultravioleta, contaminación, etc. Para que esto se lleve a cabo, es de suma importancia realizar un minucioso control de calidad.

Para el consumidor: Los envases de plástico utilizados para productos cosméticos evitan que el envase se rompa o deteriore por caídas, protegiendo así al consumidor. Además, el plástico, siempre que se use de forma correcta, garantiza el buen estado de los productos que tienen una larga vida.

Entonces, teniendo en cuenta todas estas virtudes, podemos decir que el envase plástico tiene muchas ventajas, es más económico ligero y seguro que otras alternativas para el envasado de cosméticos.