Ropa hecha de plástico, una realidad sostenible
26 Nov 2020

Ropa hecha de plástico, una realidad sostenible

Los envases de plástico PET son un tesoro que puede ser utilizado de distintas maneras, entre ellas, en la fabricación de fibra de poliéster reciclado. Esta materia prima es usada en la confección de tejidos de ropa. Al depositar el envase PET, se puede obtener un recurso aprovechable: poliéster empleado como hilo para prendas de moda o deportivas.

¿Cómo convertir un plástico en prenda?

Los envases de este material se componen de tereftalato de polietileno (PET), que se puede procesar con tratamientos de filtrado de impurezas, limpieza y polimerización para convertirlo en fibra e hilo de poliamida y poliéster de buena calidad. Como consecuencia, botellas de agua o de refresco pueden servir como materia prima en la confección de tejidos de vestimenta.

Esta técnica proporciona un gran potencial para obtener material de relleno como chalecos, camisas, camisetas, vaqueros, zapatos, calcetines o incluso en complementos como son bolsos o mochilas. Estas fibras sintéticas garantizan calidad y durabilidad como la lana, seda o algodón.

El proceso para obtener este material es largo y consiste en varios pasos. Por ejemplo, el plástico –principalmente procede de botellas-, se compra y se tritura y se lleva para ser transformado en hilo que, posteriormente, es llevado para que se convierta en un tejido:

  1. Las botellas de PET recogidas se esterilizan, se secan y clasifican de acuerdo al color del plástico para luego ser trituradas en pequeñas astillas.
  1. Las astillas se calientan y pasan a través de una hilera para formar cuerdas de hilo que son enrolladas en carretes.
  1. La fibra se pasa luego a través de una máquina de engarce para crear una textura esponjosa.
  1. Este hilo se embala, se tiñe y se teje en tejido de poliéster.

Como dato curioso, en Corea del Sur, usan para sus colecciones prendas de nailon hechas con redes de pesca abandonadas y botellas de plástico PET usadas en el país asiatico. Este se somete al proceso de selección, reciclado y transformación hasta obtener la materia prima que le permite disponer de la fibra e hilo de poliamida y poliéster para la ropa.

Esta iniciativa sostenible es innovadora por utilizar botellas de plástico para sus prendas, de gran duración, excelente calidad y sobretodo, se ha convertido en una realidad a tomar en cuenta en los tiempos actuales.